domingo

La casa y el diario del sacrificio


Mi nombre es Alan, y esto que estoy a punto de contarles, es acerca de un libro cuyo contenido quiero compartirles , Recuerdo todo a lujo de detalle, cosas así no se van fácil de la memoria, encontramos ese libro estaba con mi amiga, Ana, teníamos casi 18 años pero debíamos ser bastante inmaduros porque nos encantaba caminar y hacer tonterías por ese camino que había a un lado del pueblo, el cual atravesaba una ensenada, era para transeúntes y bicicletas, siempre lo hacíamos, pero les juro que nunca, NUNCA nos dimos cuenta, ni yo ni ella de una casa arruinada a un lado del camino vimos en esa ocasión, parecía que mitad de la casa se estaba viniendo abajo, había polvo por todas partes, se notaba que era muy pero muy antigua tanto por la arquitectura como por el aspecto actual, nosotros no teníamos nada mejor que hacer, estábamos en vacaciones antes de comenzar la universidad, así que a pesar de la cinta amarilla que rodeaba la propiedad, entramos.


Se respiraba un ambiente lleno de tierra en el aire, Ana tocio, yo me reí pero también tosí, ambos reímos, estuvimos dando vueltas por la casa tenía solo una habitación, una cocina y un baño, pero lo que nos llamó la atención estaba en el sótano, al encontrar la puerta que daba ahí abajo, la verdad es que me daba un poco de miedo, pero quería hacer de valiente así que le dije que bajáramos –que pasa? Te da miedo?- le dije –Calla, bajemos- me respondió no muy convencida de sus propias palabras, por reflejo toque el interruptor de luz, y cuando Ana comenzó a decirme que no funcionaria, las luces se encendieron, el ambiente era aún mas polvoriento que la casa en sí, ambos tosimos un poco antes de seguir bajando por las rusticas escaleras, toda la casa estaba pintarrajeada de rojo, llena de dibujos horribles, y velas rojas y blancas casi totalmente derretidas por todo el lugar, era espeluznante, queríamos irnos, para no quedar como miedosos ante el otro, así que bajamos del todo.

Estar ahí abajo era una sensación de pesadez y malestar que hacía que nos temblasen las piernas, sabía que no pasaría mucho antes de que uno de los dos sugiriera irnos de ese lugar, preferentemente corriendo, pero eso no paso, en lugar de eso, seguimos observando la escena pobremente iluminada, a la derecha de la escalera había en el suelo un circulo con una de esas estrellas de demonios que se usan en las películas de brujerías, abarcaba todo ese sector de la habitación, estaba a lo largo y ancho del piso y no me atrevería a decir que era sangre, pero parecía rojo muy oscuro, lo más horrible de ese dibujo era que en el medio, había una cama, si, así de inverosímil como suena, una cama y no me refiero a un dibujo sino a una cama con sábanas blancas, o al menos alguna vez lo habían sido, sin almohada con un colchón que aún conservaba la silueta de una persona, la superficie estaba rasgada, como por muchos cortes, y había velas rojas y blancas en ambos respaldos, quien diablos dormiría en un lugar así de enfermizo? No tenía sentido, de pronto Algo me jalo del hombro, me asuste tanto que se me cayó el celular que estaba usando a modo de linterna, así que lo levanté y mire a Ana para regañarla por asustarme, tenía cara de asustada y estaba mirando algo al otro lado del cuarto.

Quise ver que era lo que le llamaba la atención, pronto me di cuenta y un frio helado me recorrió la espalda, era una especie de construcción metálica, como un tubo bastante grande y grueso, estaba sobre otro de esos dibujos satánicos y tenía paredes enrejadas, y sin tope ni suelo, estaba hueco y lo más horrible era lo que se veía dentro, a través de los agujeros de la reja y al final de las tirantes cuerdas con ganchos en las puntas, justo en el medio de la bizarra construcción, lo que parecía un muñeco manchado en sangre con los brazos extendidos, del tamaño de una persona.

No lo mire demasiado, había algo acerca de eso que me daba muy mala espina, en el momento pensé que era el ambiente espeluznante del lugar, ambos estábamos paralizados por la escena pero de alguna forma Ana logró gesticular palabra, dijo:

 -¿qué es eso?- con la garganta apretada y lo que debió haber sido una mueca de asco y también de miedo, la miré, y ambos comenzamos a ir bien rápido en dirección a las escaleras, ella no miro hacia atrás, pero yo eche una última mirada al subir las escaleras, la figura pendía dentro del cilindro metálico, pude ver que los ganchos atravesaban el plastico sosteniendo ese maniquí en el aire con los brazos extendidos y la cabeza colgando, completamente manchado de lo que parecía sangre, fue entonces que mi corazón dio un vuelco, y una descompostura general abatió mi cuerpo al mismo tiempo que una gran dosis de adrenalina, no podía ser, de ninguna manera… pero era verdad, habíamos sobrepasado ese cordón amarillo que ponía “no traspasar”, era la escena de un homicidio, y ese maniquí que colgaba en el cilindro, era un maniquí con una cabeza humana adherida, podía asegurar que el torso era de plástico , pero entre la cabellera negra y rustica colgante, pude divisar una expresión de dolor estancada para siempre en una cabeza separada de su cuerpo incrustada vulgar y mórbidamente en un maniquí de plástico, la sangre goteaba por el cuello tanto casi como la traspiración que goteaba de mi cuerpo, sabía que iba a colapsar en cualquier momento, pero en ese momento no podía pensar en absoluto, Salí corriendo de la casa, ignore en ese momento donde estaba Ana, solo quería salir de la escena de un crimen, porque solo eso era…Verdad? Me preguntaba a mí mismo una y otra vez, tratando de convencerme de que eso era algo normal, pero no tanto en mi interior, sino con todo mi ser sabía que eso no era algo ni cerca de lo normal, me quede mirando la casa, como si estuviera a salvo una vez fuera y como si el mal que allí dentro había no pudiera escapar de tan horrible prisión, a mi lado sentada estaba también Ana, la encontré afuera, asustada y agitada igual que yo, al parecer ella no había visto el maniquí, o su cabeza al menos, porque tenía una sonrisa, a ella le había parecido divertido, el miedo, el haber salido corriendo, hubiera apostado la cabeza a que ella solo corrió por alguna insignificancia, ella no se dio cuenta del motivo por el cual yo estaba completamente pálido, quizás por esa ignorancia y porque no vio ese maniquí ella tenía eso en la mano, era un libro, o más bien un cuaderno lleno de polvo, lo vi apenas la vi a ella al salir de la casa, pero no me atreví a preguntarle acerca de ello hasta que estuvimos camino a su casa, ella me dio el cuaderno polvoriento y me dijo que al salir, había visto una habitación con un escritorio y un cartel grande sobre una pared ponía “Por favor, lean esto, es muy importante” junto con una flecha que señalaba hacia abajo, hacia un libro en la pequeña mesa de madera, ella naturalmente tomo el libro, reí ante la idea… de ser yo, posiblemente hubiera salido corriendo e ignorado completamente esa habitación… le dije que por favor no le dijera a nadie que tomo eso de ese lugar, como ella no sabía que era la escena de un homicidio, parecía confundida, pero de todas formas asintió y estoy seguro que hasta el día de hoy nunca le dijo a nadie, quizás no le dio demasiada importancia, para ella no era algo que valga la pena compartir con nadie, después de todo ni siquiera tuvo ocasión de leerlo, el único motivo por el cual lo tomo era simple curiosidad, no puedo decir que yo tenía la misma opinión, sabía que tenía que devolverlo pero… a quién? Además, podrían enterarse de que estuvimos allí y tener serios problemas, seriamos unos inmaduros pero aun así éramos mayores de edad, por lo que podríamos tener problemas legales por irrumpir en la escena de un crimen. Lo que hice fue conservarlo, oculto en mi casa, y hace muy poco, termine de leerlo, fue una suerte inmensa el no haberlo tirado a la basura o destruido, pues tiene un valor realmente grande; pertenece a quien vivió en esa casa, a un tal “Daniel Haddle”, no sabría explicarles lo que hay en él y aunque sé que posiblemente vaya preso por ocultar esto no me interesa, y tengo que advertirles que el contenido es terriblemente perturbador pero quiero mostrárselos de todas formas, siento que debo hacerlo para liberar mi culpa de una vez por todas , el diario es largo, está dividido por fechas y muchas tienen cosas irrelevantes, así que pegare aquí las que me han parecido mas importante para que puedan verlo.

“20 de Enero de (aquí la fecha estaba tachada)
Mi nombre es Daniel Haddle, hoy, comienza el fin de mi vida. Ya no tengo nada por lo cual seguir viviendo, más que el motivo por el cual escribo este diario. La muerte es la opción más rápida que tengo para librarme de esta repugnante y agobiante experiencia a la que todos llaman vida, nadie me pregunto si quería vivirla, pero ahora tengo la opción de abandonarla, y pienso hacerlo… pero hay un motivo por el cual escribo esto antes de irme, pues puede parecer estúpido pero para mí es la mejor idea que he tenido en mi miserable vida, y una gran oportunidad para servir para algo antes de irme. Todos ignoran aquello que desconocen, en mi vida me he dedicado mucho a la investigación de casos paranormales, pude en un momento trabajar con los federales, investigue casos muy particulares de asesinato, sobre cultos satánicos y cosas por el estilo, creo que eso fue lo que me oriento en mi siguiente vocación…. además, experimente estas cosas en carne viva, en repetidas ocasiones, creo que es algo de familia, no estoy seguro si es una maldición o una bendición, pero ahora mismo para mí, es mi sentencia de muerte.

Es sabido que todo el mundo debate sobre estos temas, existe o no? Es real o es inventado?, Y dan rienda suelta a su imaginación en todo esto, pero el límite entre lo real y lo ficticio es demasiado confuso, por eso yo pienso aprovechar mis últimos retazos de vida para esclarecer estos límites, se en mi interior que esta búsqueda absurda para muchos terminara por drenar de mi lo que me queda de vida, pero yo sé por la sangre de mi padre mi tío y muchos otros seres queridos que esto es bien real, y se las consecuencias, y no me importa, estoy por acabar con mi vida, que otra forma mejor que aprovechar eso?, veré que tan lejos puedo llegar en algo que nadie que aprecie su vida intentaría, es extraño, cuando lo pienso, se me hace muy raro que nadie en mi situación haya intentado algo parecido.

21 de Enero
Los libros de mi hermana estaban todos donde los había dejado, el tablero de ouija y las grabaciones también, creo que retomare lo que ella comenzó, e intentare ver que tan lejos puedo llegar, la intención es hacer que algo suceda, algo grande en serio, no es solo una investigación paranormal, intentare traer el infierno mismo a mi casa si es posible, y documentare todo lo que ocurra en el proceso.

23 de Enero
Hoy realice los pentagramas en el sótano, también lleve mi cama allí abajo, de ahora en adelante dormiré ahí, los textos del caso Brown estaban desordenados, pero demasiado haber podido sacarlos de los archivos sin que se dieran cuenta, así que no podía pedir más. Debo decir que esta es la primera de las cosas que hago de las que me arrepentiría si planeara seguir viviendo luego de todo esto, los escritos del culto Brown decían que estos dibujos, estos círculos debían realizarse en una habitación con poca luz y preferentemente debajo del nivel del suelo del resto de la casa, pero lo que más me desagrado es tener que hacerlos con la sangre de un animal; enterré a el conejo en el patio, tenía un pequeño tacho lleno de sangre y un pincel, olía horrible, y aunque sentía que todo lo que estaba haciendo estaba extremadamente mal no me importa, sé que se va a poner peor, y aun así tampoco me importa, pues no tengo intenciones de salir vivo de esta.

5 de Febrero
Desperté con lágrimas en mis ojos, sentía una puntada horriblemente fuerte en el pecho, creí que moriría y estaba listo para ello, aunque un poco decepcionado, pero eso no pasó, solo sufrí ese dolor por un rato, había alguien más en la habitación, lo sentí cuando me senté en la harapienta cama, está comenzando a suceder cosas extrañas, antes de volver a dormirme encendí las velas rojas, y bingo! En la noche tuve pesadillas horribles, en las que mutilaba gente con mis propias manos, podía sentir mis uñas entrando en su estómago con una fuerza sobre humana y pude sentir en mis manos las vísceras al mismo tiempo que veía la cara agonizante de mi víctima, eso se repitió variadas veces, al final del sueño, una sombra roja como la sangre, parada sobre una pila de cadáveres me miraba, parecía tener cabeza de cabra y recuerdo haber pensado que era el demonio, desperté luego de eso, no podía moverme, escuchaba susurros, decían mi nombre, también escuchaba una risa, esto me espanto un poco pero paso después de un rato, y me puse a escribir esta entrada.

8 de Febrero
Hoy seguí leyendo las instrucciones de las cartas del culto, tenía pensado hacer lo más grande que encuentre en ellas así que seguí buscando hasta encontrar un ritual para invocar a un demonio, la “lamia”, era el demonio al que el culto le rendía tributo, para el cual realizaban sacrificios humanos y hacían rituales sangrientos, eran necesarias 2 personas como mínimo, pero decía “viva o muerta” así que opte por la segunda, sí, tengo las manos manchadas por sangre de otra persona, corte su cuello con un cuchillo y volví a conducir hasta el pueblo nuevamente, con un poco de suerte tardarían en seguir mi pista unos 100 kilómetros, además fui extremadamente precavido.

 No había pista alguna, se los puedo asegurar. Coloque el cuerpo en el suelo, arriba del pentagrama, tengo que actuar antes de que comience a descomponerse.

((-Alan: Las siguientes páginas las encontré manchadas con sangre))

20 de Febrero
Comencé a grabar e hice lo que decía en los documentos secuestrados, recite el cantico mientras hacia las marcas en el pecho del cuerpo muerto, tan pronto como comencé a hacerlo comencé a escuchar pasos detrás de mí, sonaba como a alguien vistiendo zapatos, pues eran pisadas fuertes y secas, yo seguí concentrado en el ritual tal y como decían las cartas, y sin darme cuenta me encontraba apuñalando al cuerpo muerto una y otra vez, escuche risas y recuerdo luego haberme intentado apuñalar involuntariamente en el estómago, pero luche contra ese reflejo que no me esperaba y logre que el cuchillo solo atravesara un poco de piel y carne, nada grave, me levante y rápidamente me vende con un trozo de sabana, las risas no paraban de oírse, eran guturales y sonaban en todo el salón, yo estaba asustado pero era más instinto que miedo a morir, luego de eso me desmayé, recuerdo a mi cabeza golpeando el suelo pero no recuerdo el dolor, cuando me desperté mi cara estaba repleta de rayas y arañazos, podía sentirlos, en las paredes habían dibujos hechos con sangre que escurría del cuerpo muerto, ya comenzaba a oler muy mal, lo enterré en el patio, asegurándome que nadie me viera.

27 de Febrero
 Hoy desperté con cortes en mis muñecas, no eran muy profundos, pero tenían la forma del número 6, no le di mucha importancia aunque estaba contento de tener pruebas, definitivamente fue una muy buena idea tener todo grabado, no me importa que me atrapen, no me encontraran vivo, comencé a soldar hoy la jaula para el maniquí, aunque no sé de dónde voy a sacar una cabeza humana, el otro cuerpo ya está pudriéndose debajo de 4 metros de tierra, sé que tendré que matar a alguien más, y no me importara hacerlo, ya nada me importa, así que voy a tomar la ruta y conducir 240 kilómetros hasta ese pueblo donde se encuentra ese asesino condenado a prisión domiciliaria, si, voy a aprovechar la ocasión para hacer algo de justicia, jugare al héroe un rato, aunque no pretendo ganarme las puertas del cielo tiene más sentido que asesinar a un padre de familia, o a una persona inocente, esta vez estoy aún más seguro de que no dejare pista alguna.

2 de Marzo
 Hoy he terminado el labor, he cocido la cabeza de ese maldito al maniquí, y lo he colgado con ganchos de carnicero y sogas elásticas a la estructura metálica, todo esto se está yendo al infierno, siento como hay una presión increíble en el sótano, ya casi no salgo de ahí, no como casi nada.

3 de Marzo
La vi, y la tengo en cámara! vi a esa figura roja con cabeza de cabra, su cara parecía humana a pesar de la forma de su cabeza, estaba detrás del respaldo de mi cama su cabeza giro 360 grados y luego pude escuchar quebrarse sus articulaciones, trepo como una araña por el respaldo arrojando las velas al suelo, se movía rápido, como un ciempiés enfermizo, se detuvo estando encima mío con una sonrisa diabólica, no podía moverme, y me susurro que iría con él al infierno, que había venido para hacerme sufrir todo lo posible antes de llevarme con él, creo que hoy sinceramente me arrepiento de haber hecho todo esto, estoy débil y casi no tengo fuerzas, voy a esconder la cámara y las grabaciones, espero que alguien encuentre este diario alguna vez, voy a preparar todo para mi partida.

5 de Marzo
Sigo vivo, y ellos están conmigo. Todo el tiempo. Los siento más de lo que los veo, son demonios con cuerpos deformes, puedo sentir su sufrimiento, puedo sufrir su sufrimiento, y mi cuerpo ya no tiene razón para seguir vivo, creo que ellos me mantienen con vida, para hacerme sufrir, ellos quieren que escriba esto, he estado viendo las cintas, pero no ellos no aparecen grabados, solo yo los veo, y sin embargo los he visto rasgar mi carne con sus garras y en el video las heridas surgen de la nada, no estoy loco y eso es un alivio. es suficiente, y también es demasiado, pensé que me iría y todo acabaría, pensé que sería una buena oportunidad pero que estúpido que fui, era también una buena oportunidad para ellos, para torturarme, primero de este lado, y luego del otro, cuando muera sé que estarán ahí esperándome, porque yo los llame, yo los traje hacia mí, y ellos aceptaron la invitación, ahora solo veo sangre y dolor en mi futuro, en este mundo y también en el suyo, soy un imbécil, ahora ni morir va a salvarme y es posible que por mi culpa muchas personas mas sufran, dejaré el diario en la casa, las grabaciones también, ojala alguien encuentre las cosas, tengo que irme, tengo que sufrir lo que yo mismo pedí, pero almenos… al menos hare que un par de científicos caigan sentados de culo, jaja… ya comienza a doler… tengo sangre en los ojos mientras escribo, estoy llorando sangre… también siento gusto a sangre, y comienzo a ver todo ms oscuro, creo que se qu”

 El diario termina allí bruscamente…no volví a leerlo y pienso esconderlo en algún lugar de esta casa, faltan 2 páginas más que están arrancadas mas el pedazo a partir de ese último párrafo, por nada del mundo volvería a esa casa a buscar las cintas, tampoco pienso decir donde vivo, no pienso involucrar a nadie, les regalo el cargo de conciencia. Me estoy mudando… quiero olvidar todo esto… hace poco paso algo horrible, lo peor que me pudo pasar en la vida… Ana está muerta, murió, y nunca le dije que la amaba…

Dicen que fue un accidente en la ruta… no puedo dormir mucho y cuando lo hago sueño con ella, pero son mas bien pesadillas donde la veo mostrándome el libro…. es insoportable… mañana, tengo el funeral mañana, luego me mudare de ciudad, entrare a otra universidad e incluso me tomare un año sabático si hace falta, pero tengo que iniciar mi vida en otro lado, no quiero vivir más cerca de esa casa, o de ese bosque, todo me recuerda a ella, y a ese horrible lugar de mierda…

Gracias por leer mi historia, ustedes son quizás los únicos que me creerían, pero eso no me importa, solamente necesitaba descargarme, sacármelo de adentro, necesitaba hacerlo para dejar atrás este capítulo de mi vida, y seguir adelante. Solo les pido, que si alguna vez se enteran de algunas cintas extrañas, por favor lo ignoren, no vale la pena, hay mejores cosas que meterse en la cabeza… Me despido, con algo de suerte podre rehacer mi vida en otra parte. Les deseo lo mejor, gracias por prestarme algo de su tiempo…



Recuerda que si quieres mandarme una historia de terror para que yo la publique aquí me la puedes mandar a este correo tushistoriasdeterror@hotmail.com, recuerda poner a nombre de quien quieres que la publique, y si es posible con una imagen respecto a tal historia.

1 comentario:

Martin Miranda dijo...

Wooowww increíble ...