Publ

sábado

La leyenda de la niña de las escaleras


Esta historia es verdad pues me pasó a mí y mi familia cuando tenía 16 años, nunca he creído en fantasmas, pero si en energías atrapadas, a esta edad nos cambiamos a una casa frente al costado de unos cines, una casa antigua de techos altos de 4 metros, de 2 pisos, esta casa desde el primer momento que llegamos, al pasar de la estancia y recorrer un pasillo, te recorría un escalofrío en toda la espalda, al subir la escalera hacia los cuartos del 2º piso, se sentía que se te doblaban las piernas y al costado de la estancia se encontraban 2 locales grandes, 1 cuarto mas y un baño y debajo de las escaleras otro baño, en esta casa sucedieron varias cosas, las más impactantes fueron dos, un día estando en la planta alta y justo donde terminaban las largas escaleras rectas había un descanso como de 1.5x1.5 y la entrada a la cocina, recuerdo muy bien que yo estaba junto a la puerta pero por dentro y mi sobrino de entonces 4 años estaba junto a mí, pero por fuera y viendo hacia las escaleras, de repente en cuestión de 1 segundo, volteaba mi mirada hacia dentro de la casa, pero de reojo vi como se iban hacia atrás la cabeza, los brazos y las piernas del niño, todo esto por acción de un clásico aventón, pero de tal fuerza que pasó el 1.5m y llegaba al inicio de las escaleras, como reacción me aventé y lo alcance apenas a sujetar del cinturón del pantalón metiendo las puras puntas de los dedos y el niño quedó ladeado hacia adelante en el inicio de las escaleras, sino lo hubiera sujetado seguramente habría muerto, sucedieron varias situaciones más pequeñas, hasta el día en que en compañía de 2 de mis cuñados, salimos como a eso de las 7 de la noche, volviendo como 3 horas después, en la casa se habían quedado 3 de mis hermanas de entre 22 y 28 años y mi madre de 46, las encontramos histéricas, llorando desesperadamente y totalmente aterradas, la más calmada era mi madre, ella fue la que nos relató lo sucedido, una hora después de que salimos nosotros y estando todas ellas en la sala viendo tv, se sobresaltaron al escuchar rasguños en la puerta, de la cocina (la misma del incidente del niño), pensaron aunque se les hizo ilógico por la magnitud, que se tratase de una rata o algún perro de los que teníamos en la azotea, pero al acercarse 2 de ellas a la misma, la puerta que abría hacia adentro, se empezó a azotar violentamente, rápidamente se lanzaron a detenerla y las otras dos se unieron a ellas para detener la puerta, pero ni las cuatro podían detenerla en su totalidad, ya que quien la empujaba, las botaba y ellas la volvían a cerrar, entre gruñidos y rasguños eran lanzadas hacia atrás, mi mamá, corrió a una de las recamaras, tomó una pistola calibre 9mm y se asomó por la ventana que daba vista hacia el descanso de la puerta en cuestión y apuntando el arma cual fue su sorpresa al ver como se movía la puerta una y otra vez pero no había nadie del otro lado, hasta que así como comenzó, terminó, cuando llegamos tomamos la misma arma y otra que teníamos para protección y registramos toda la casa, obviamente nada encontramos, al otro día y ya con luz, revisé la puerta, encontrando arañazos y hendiduras en la lamina de la puerta y los seguros de la puerta de la cocina, doblados como si la puerta hubiera sido empujada desde afuera, imaginen la fuerza para doblar los 2 seguros de las puertas y botar a 4 mujeres llenas de adrenalina, no fueron los únicos sucesos pero si los más relevantes, posteriormente e indagando con una persona que cuidaba los coches del cine y que tenía mucho tiempo de hacerlo y sin comentar nada de lo sucedido, me comentó, que en esa casa se había muerto una niña al caer de las largas escaleras y que después se había suicidado una persona, que todos los que llegaban se iban pronto por las cosas que pasaban en ella, posteriormente salimos de ahí hacia otra casa, pero esos sucesos los llevo en mi mente junto con otras vivencias mas


Recuerda que si quieres mandarme una historia de terror para que yo la publique aquí me la puedes mandar a este correo tushistoriasdeterror@hotmail.com, recuerda poner a nombre de quien quieres que la publique, y si es posible con una imagen respecto a tal historia.


No se olviden de dejar un comentario y compartir en facebook.






No hay comentarios.: