sábado

El mono


Bueno yo solo cuento lo que me conto mi abuela; Era un 20 de octubre de 1946 ella era la mediana de 10 hermanos todos seguiditos año tras año, en ese momento mi abuelita tenía 12 años, su madre era muy trabajadora ya que su padre la dejo cuando nació su último hijo; mi bisabuela tenía que ir a una casa hacer el aseo ya que de eso vivían, de hacer aseo en casa, eran como las 6 de la mañana y antes acostumbraban que al cantar del gallo todos deberían estar despiertos ya, mi bisabuela subió a
la recamara de mi abuela y dice que como a las 6:30am ella todavía no despertaba, mi bisabuela con un grito le dijo “Martinaaaaaaaaaaa” mi abuela asustada dijo que paso, y le dijo mi bisabuela necesito que vallas por las tortillas y cuando me valla apagues los frijoles de el fogón(en ese tiempo las distancias eran largas) y dijo mi abuela a si, ahorita, mi bisabuela dijo bueno no dilates porque ya sabes lo que pasa con las niñas desobedientes.

Se fue mi bisabuelita a trabajar nadie estaba en casa mas que mi abue y 2 hermanos, pero cada quien en su recamara, después ella se da cuenta que ya es tarde no ha despertado y tiene que hacer los mandados que le encargo su madre; y algo huele mal ¿qué será?, De repente reacciona y exclamo, los frijoles santa maría purísima.

Bajo de su recamara y al llegar en donde estaba el fogón vio un mono negro con los ojos muy oscuros, ella corrió hacia la puerta y el mono le decía con la mano, ven.

Cuentan sus hermanos que a mi abue la encontraron tirada y arañada en la puerta de la entrada y que duro 2 meses con hepatitis; ahora yo creía de principio que era un cuento guajiro pero mi abuela lo cuenta con tal realidad que te llegas a imaginar a aquel mono tenebroso diciendo con la mano ven.

Al siguiente día una de sus hermanas murió y se desconocido el por qué, hay hermanos de mi abuelita que dicen que fue por que vio los rasguños que tenía mi abue y le dio tal impresión que no lo pudo soportar. Antes de acabar dice mi abuelita que nunca se vio un mono de mascota y ¿de dónde habrá salido? ni siquiera a su pueblo llegaban los circos.



Recuerda que si quieres mandarme una historia de terror para que yo la publique aquí me la puedes mandar a este correo tushistoriasdeterror@hotmail.com, recuerda poner a nombre de quien quieres que la publique, y si es posible con una imagen respecto a tal historia. 

 No se olviden de dejar un comentario y compartir en facebook.

1 comentario:

Anónimo dijo...

guauu... a mi tam bien me paso y rasguño a mi mama y a mi en la cara y tubimos que hechar agua bendita para que no volviera y funciono